lunes, 2 de diciembre de 2013

ARMANDO BAIGORRI Y LA CASA DEL SOL NACIENTE (MONTEAGUDO)

En nuestra visita al pueblo de Trasmoz nos vimos inmersos en un proceso artístico bastante curioso e inerperado junto a Luig Maraez, entre las personas que alli estaban conocimos a otro artista de la zona: Armando Baigorri, aunque suene curioso, el panadero de la vecina localidad de Monteagudo, a escasos kilómetros de Tarazona.



  
Nos habló de sus cosillas, de sus obras y de "La casa del Sol naciente" su más ambicioso proyecto. Como nos picaba la curiosidad, y estas cosas nos gustan, a la mañana siguiente nos acercamos a Monteagudo a comprobar si todas las maravillas de las que nos hablaba eran reales. 

Y vaya que si es todo cierto. En la antigua yeresera del pueblo se localiza su propia vivienda de 200m2 a la que, completamente autodidacta está dando forma, completando una ornamentación completamente asombrosa: cada piedra, cada una de las obras de forja están colocadas según un escrupuloso motivo, y lo que, a a simple vista se antoja un kaos y un descontrol de restos de forja y metal, como el propio Baigorri explica, con la apropiada luz del sol, cobra sentido y muestra toda su belleza. está todo colocado armoniosamente, pues responde a un orden que solo la propia cabeza de este artista ha sabido dar lógica.

Utilizando restos de metal, reciclando materiales, inventando formas y texturas se alzan poderosas su cruz de herraduras, su pararrayos, el arco de la entrada. Simplemente todo es asombroso... Al igual que pensé en el Teatro Museo de dali en Figueres......la obra de un genio...o un loco




Muchas veces pasamos por los sitios, visitamos ciudades y paises y únicamente nos dtenemos en los monumentos que nos venden, los que vemos por la tele o aparecen en las guias. He aprendido a viajar preguntando a las gentes del lugar, hablando con ellos, al final acabas conociendo lugares mágicos como este, que te dejan con la boca abierta y a los que jamás habrías podido llegar por tu propio pie y decisión.

 




Muchas gracias Armando, tanto por el pan de ese dia como por dejarnos entrar en este increible rincón, tal y como prometimos, aquí queda mi pequeño gesto de apoyo y publicidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada