miércoles, 23 de octubre de 2013

PATEANDO POR LA SIERRA DE CANDELARIO

ASCENSIÓN AL CALVITERO - ALTO DE LA CEJA - LAGUNAS DEL TRAMPAL




Pufffff abandonadísimo que he tenido esto a cuenta del curro de verano. Aparte de tenerme totalmente apartado de las redes sociales y el ordenador, es que he podido patear poquísimo. Aún así, aprovechando uno de los días libres, pudimos completar una de las rutas que ya había intentado en invierno y que el exceso de nieve y la amenaza de nieblas me había hecho abandonar. Me refiero a la ascensión a la cima del Calvitero (2401m) desde la platatorfa del Travieso, y desde la cima enlazar con el cercano Alto de la Ceja (2428m) y crestear hasta contemplar las Lagunas del Trampal.



Sin ser la Integral de la Sierra de Candelario que describía la revista Oxígeno, si que se trata de una ruta exigente pues aparte de tener que superar un desnivel bastante duro de primeras, nosotros lo endurecimos atrochando desde la Ceja entre rocas hasta abajo a darnos a una de las lagunas donde comimos, volvimos a ascender hasta el Calvitero entre las rocas y no contentos con eso, nos perdimos (como de costumbre) siguiendo una linea de hitos que nos hizo alejarnos de la bajada más directa y tener que improvisar un camino de regreso entre tojos y jaras, vamos, que le digo "camino" porque nos llevó de vuelta, pero que de camino no tenía nada, no paso de ser un mero ejercicio de supervivencia como tantos otros a los que estoy acostumbrado a enfrentarme cuando pateo con el Timbis. Y como bien mencionó el.... ASCENSIÓN AL CALVITERO POR DONDE ME SALE LOS COJONES....RUTAS ALTERNATIVAS A UN SENDERISMO DE DISFRUTE JAJAJAJAJA



Llegamos a la pintoresca localidad de Candelario, quizás una de las más bonitas de la provincia. mantiene una arquitectura tradicional, unas tradiciones muy arraigadas y un sabor a pueblo, de los que nos gustan vamos. Está muy cerquita de Bejar, por tanto no tiene mucha complicación, Autovía de la Plata y desvio, desde Bejar no dista más de 3kms.

Pasamos la localidad (o entramos a tomar algo y recorrer sus calles) y tomamos el primer desvio a la derecha, dirección Plataforma del Travieso. Entre perfectisimos bosques de Pino Silvestre, tras 10 kms de subida,  llegamos a una explanada con un restaurante. Si la nieve es abundante aquí deberemos dejar el coche, si es época estival, podemos ascender otros 3 kms más y dejar el coche en una explanada aislada que es el inicio de la ruta.



Buscamos un sendero de cabras entre piedras que viene marcado con frecuentes hitos de piedras y que asciende en zigzag hasta la cima. Posiblemente 1h de ascensión sin descanso, dependiendo del ritmo marcado. Al llegar a la cima debemos recorrer la cuerda buscando las vistas de las lagunas.




La cima del Calvitero no es una cima como tal, sino una acumulación de rocas que marca el punto de mayor altitud en esa loma. Si queremos conquistar una cima como tal debemos seguir cresteando hasta alcanzar el Vértice geodésico del Alto de la Ceja, el punto más alto de la provincia de Salamanca. Es curioso, se encuentra marcado con un cohete, y entre unas piedras nos encontramos....¡La Palabra de dios!

Las vistas son impresionantes, pues tenemos un primer plano de las crestas de Gredos, a nuestros pies las lagunas, como es época veraniega, bastante pobres en agua, pero igualmente bonitas, sorprendentemente algún nevero que se resiste a desaparecer pese a las altas temperaturas que tenemos ya, y toda la altiplanicie de las provincias charra y cacereña. No se escuchan coches, ni bullicios, ni reguetton, ni motopodadoras en alturas y a Chan gritándonos que vamos demasiado lentos, asique el momento es para disfrutarlo, tomar aire y decir eso tan repetido de ¡CALIDAD DE VIDA!



Descendemos buscando una grieta en la montaña y con cuidado alcanzamos la base de una laguna donde comemos para posteriormente volver a buscarle las cosquillas a la montaña ascendiendo, quizas no por caminos sino por cojones, hasta la cuerda del Calvitero.




Aquí viene la crisis, mochingolada total ( y acababa de colgar a Cris escuchando su último consejo...ten cuidao, no la vayais a liar) Pues dicho y hecho, con el GPS en la mochila (es que encima lo tenía) nos fiamos de una hilera de hitos que avanzan por la cuerda, total, que nos pasamos la vereda de descenso y acabamos casi en el otro extremo de la cima...totalmente despistados. Oooooh, idea¡ ¿Por qué no consultar el GPS? Pues si, nos hemos desviado una pateada, nos toca meternos a monte, atrochar entre tojos y jaras  (CONSEJO: SIEMPRE QUE NO TENGAS MUY CLARA LA RUTA O SEAS DE PERDERTE MUCHO....PANTALONES LARGOS Y MUY IMPORTANTE...NO TE BURLES DEL QUE LOS LLEVE POR MUY ALTAS QUE SEAN LAS TEMPERATURAS)

Tras una hora más de lo previsto, con 20 kms a nuestras espaldas y casi 6 horas de pateo, alcanzamos el coche y damos por acabada la incursión. Por mi parte satisfecho, un señor pateo y una de las zonas más elegantes de la provincia.














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada