viernes, 24 de mayo de 2013

PEÑA DEL HUEVO - PEÑA CARBONERA (LA ALBERCA)


Madre mía, lo que no salía yo a patear..entre días de mal tiempo, prácticas, estudios, trabajos...abandonaicas tenía las botas. Aprovechando la mejoría del tiempo (leve y engañosa el día escogido) y con la excusa de la fiesta de Majadas Viejas, aprovechamos a recorrer otro rinconcillo del sur de la provincia.

 
La ruta escogida tampoco no la voy a detallar mucho pues es una zona de cría y nidificación de especies en especial estado de conservación y tampoco conviene la masificación de senderistas por las estribaciones de estas montañas. 




A grandes rasgos, desde la población de la Alberca, punto de salida de otras rutas que hemos movido anteriormente y localidad importante en el sur de la provincia debido, no solo a su riqueza en cultura y tradiciones, a su gastronomía y a la explotación turística que realizan de todos sus recursos, sino principalmente a la belleza de sus inmediaciones y la gran cantidad de rutas y paseos que nos proporciona, tomamos la carretera, que lleva al puerto de Batuecas, y a 3 kms aproximadamente, a mano derecha nos deja en el portillo, un aparcamiento donde podemos dejar el coche.


Esta vez en vez de meternos a mano izquierda, para crestear hasta la Orconera y entrar en el término municipal de la Herguijuela, nos metemos a buscar una senda a mano derecha y entramos entre pinares, siempre con la caida al valle de Batuecas al fondo, las Hurdes y más allá el embalse de Gabriel y Galán. 



Crestea que te crestea alcanzamos la base de la Peña del Huevo (1414 m) de curiosa forma, y muy fácil trepada. por el camino, buitres sobrevolando muy cerca de nuestras cabezas, cabras monteses y.....AGUILA REAL uohhhhhhhhhhhhhhh...una pareja de las poquitas que anidan por allí y se dejan ver con suerte. 



Seguimos cresteando hasta llegar a Peña Carbonera (1507 m) al fondo, mirando a la provincia salmantina, la Peña De Francia (1726 m) se asoma entre la niebla. En Peña Carbonera se localiza una de las casetas de vigilancia de incendios forestales de la provincia, y por tanto tiene fácil acceso desde la población a través de una pista forestal que podemos utilizar para regresar al mirador del Portillo.




Como parece que el tiempo, que hasta ese momento había sido caótico (granizo, ligera lluvia, sol, nuevamente granizo....) se despeja y nos concede una tregua, proseguimos cresteando hasta las Copas, donde tenemos el encuentro con un impresionante grupo de machos, que nos deja buen sabor de boca para finalizar el pateo. ya podemos bajarnos con ansia a Majadas a escachar unas cuantas mahous jajaja.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada