domingo, 20 de enero de 2013


                  UN PEDAZO DE LAS ARRIBES: CAMINO AL POZO DE LOS HUMOS




Recupero trabajo pendiente, el pasado Diciembre nos acercamos a la localidad de Pereña para realizar la ruta al Pozo los Humos, una ruta muy típica en Salamanca pero que no había hecho...vamos, lo mismo de siempre, que lo que tenemos cerca lo dejamos estar sin preocuparnos y pasa el tiempo y descubres que te has pateado media Europa y desconoces que dentro de tu misma provincia, a escasa 1 hora de casa tienes una cascada que no desmerece para nada a las de Triberg y Totdnau en la Selva Negra o a las del Krimml en Suiza. 
La ruta es bastante sencillita y asequible a todas las edades, se puede hacer desde Masueco (unos 4 kms) o desde Pereña (unos 6 kms) Para llegar a ambas localidades, desde Salamanca carretera hasta Ledesma, cruzamos Vitigudino y dirección Aldeadávila de la Ribera, unos 80 kms, escasa 1 hora y poquito. Entramos en uno de los dos Parques Naturales de nuestra provincia, el de las Arribes del Duero.

Escogemos el camino desde Pereña, realmente no tiene ninguna pérdida, desde el frontón sale una pista bastante amplia, que solapa el camino al Pozo de los Humos y la senda del Duero, un GR muy bien señalizado, tan bien señalizado que si te ciñes a su recorrido, te sales de mapa y acabas en Masueco...Hay que tener cuidado en un único punto, un cruce a unos 2 kms en los que el GR abandona la pista amplia y deriva a su izquierda a un estrecho camino que lleva a Masueco. (Si te ocurre esto, te puedes ver envuelto en un recorrido de locura, de casi 13 kms, atravesando monte y jaras más altas que tu cabeza...nada recomendable jajajaj) Nosotros, andiamo andiamo por la pista sin salirnos hasta llegar al merendero. 





Una vez en el merendero, atravesamos la angarilla y seguimos por la pista 2 kms más hasta el aparcamiento, punto hasta el cual se puede llegar con el coche y que te deja a 400 m del mirador que da a las cascadas...pero deja de tener gracia y sentido el realizar la ruta. 


Una vez en el mirador, creo que las vistas hablan por si solas. Si baja suficiente agua  el salto de las Escarmentadas de 120 m de altura es sencillamente impresionante.


 


Desde Masueco el camino llega mucho más cerca del salto e incluso ofrece la posibilidad de bajar hasta abajo, con lo que las vistas se vuelven todavía mucho más espectaculares. Lo dicho, Triberg, Totdnau, Krimml...es cierto que sales de España y el contexto lo vuelve todo más idealizado, pero en España tenemos lugares idílicos que merece la pena conocer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada