jueves, 16 de septiembre de 2010

CAMPO CONCENTRACIÓN DE DACHAU

La visita a este campo de concentración forma parte del IV Interrail, la Selva Negra Alemana. 

Salimos de Munich hacia Dachau a eso de las 8.30 de la mañana. La duración del trayecto en tren hasta la población de Dachau es aproximadamente de 20 minutos. Hasta el campo de Concentración se puede ir andando (unos 40 minutos aproximadamente) o coger un autobús que te deja en unos escasos 8 minutos. La parada está justo enfrente de la salida de la estación. El precio del Bus es de 1.20 euros por trayecto. Llegamos al campo a las 9.10 aproximadamente.


Horario de trenes desde el Hauptbahnhof (estación principal de Munich):
De lunes a viernes: a partir de las 8.18 H cada 40 minutos, a partir de las 12.58 H cada 20 minutos.
Sábados, domingos y días festivos: a partir de las 8.18 H cada 20 minutos.

Horario de apertura: abierto todos los días - excepto los lunes - a partir de las 9 de la mañana y hasta las 17 de la tarde. La entrada es libre.

Visitas guiadas: Para visitantes individuales el Dachauer Forum ofrece visitas guiadas a horas fijas: los sábados, domingos y días festivos a las 12.30 en inglés. Lugar de cita: La entrada del Museo.

La entrada al Campo es gratuita, si lo deseas puedes alquilar una audioguía por 3 euros. Es bastante aconsejable porque va explicando con todo detalle cada punto del campo, además ofrece testimonios de supervivientes, impresiones personales y relata parte de la historia y de los sucesos que tuvieron lugar.

El Campo de Concentración de Dachau fue el primer campo de concentración instalado por Hitler. Fue el 22 de Marzo de 1933, muy poco después que Adolf Hitler asumiera el poder como Reichskanzeler, y su finalidad era internar en él a los presos políticos. Su capacidad original era para albergar a 5000 personas, aunque en su última etapa llegó a contener hacinados a más de 30000 personas.
Una barraca diseñada para 200 personas llegó a cobijar a 1600.
Entre el campo principal y los anexos (Aussenlanger), entre 1933 y 1945 se recluyeron más de 200000 personas de toda Europa y casi una cuarta parte hallaron la muerte en él.
Dachau sirvió también como siniestro modelo para los campos que se instalarían después en Alemania y países vecinos y en escuela de asesinos de las SS.


Al llegar te recibe la puerta de entrada al Campo, con una reja en la que se puede leer ARBEIT MACHT FREI, traducido: El trabajo os hará libres, con la que eran recibidos los prisioneros que ingresaban en el campo.
 
El campo de concentración:                

En los rudimentarios barracones de piedra de la antigua fábrica de pólvora de Dachau, Himmler, mandó instalar el 21 de marzo de 1933 el primer campo de concentración alemán, conocido bajo el nombre de "campo antiguo", en el que tenían cabida unas 5000 personas. Pronto, este primer campo resultó pequeño,  debido  a las, continuas detenciones y a las acciones en gran escala proyectadas ya por aquel entonces los judíos y otros grupos étnicos. Por ello, en 1937 comenzó la construcción de un nuevo campo, con 30 barracones de alojamiento, 2 barracones de guardia, 1 barracón para el economato y 1 barracón de instrucción, con capacidad para unos 6000 presos. Este nuevo campo de concentración quedó terminado en 1938. Durante el otoñó de aquel mismo año ya ocupaban el campo unas 20.000 personas. Este exceso de ocupantes perduró durante toda la guerra, a excepción de una breve evacuación del campo para las fuerzas SS, desde finales de septiembre de 1939 hasta principios de marzo de 1940.

Los cautivos:

Al principio sólo existían presos políticos, cuya detención era calificada irónicamente de "arresto preventivo". Este arresto preventivo era ordenado por la Gestapo, siendo de duración ilimitada. En el campo de concentración de Dachau casi todos los detenidos fueron privados de su libertad durante muchos años, algunos durante todos los 12 años que duró la dictadura nazi. Para despertar ante la opinión pública la impresión de que el campo de concentración albergaba elementos indeseables, detenidos con plena justificación, ya empezaron a internarse en el campo a partir de 1933 personas de antecedentes crimínales, así como condenados a trabajos forzados. Debido a las despiadadas médidas implantadas por el gobierno nazi, contra la población judía, fue internada posteriormente una infinidad de judíos (más de 11.000 en muy pocos días, a raíz de las cruentas persecuciones del mes de noviembre de 1938), sometidos a humillaciones particularmente despiadadas por parte de las fuerzas SS.
   

Hasta 1938, el campo sólo albergaba presos alemanes. Después de la ocupación de Austria, también fueron internados presos austriacos. A consecuencia del "Convenio de Munich" en otoño de 1938, fueron llevados al campo presos de Bohemia, y, después de la ocupación del resto de Checoslovaquia, tambien presos checos. Poco después del comienzo de la guerra fueron llegando los primeros presos polacos. Se trató de unas 80 personas, ancianos y gente joven, así como de algunos sacerdotes católicos. Se tenía proyectado fusilarles inmediatamente, obligándoles a colocarse ante sus propios ataúdes. Sin embargo, por aquel entonces la SS aún no se había acostumbrado a los fusilamientos en masa; por lo que el comandante del campo se negó a asumir la responsabilidad de esta ejecución. Gracias a ello, los condenados a muerte lograron poner a salvo por de pronto sus vidas. Durante la primavera de 1940 llegaron varios transportes de Polonia, con 1000 presos cada uno. Al principio se trataba de la población intelectual polaca, con muchos sacerdotes católicos. Posteriormente también fueron internados obreros, campesinos, ancianos, gente joven e incluso niños.


Después de la ocupación de la península balcánica por las tropas alemanas, empezaron a llegar sucesivamente transportes de Yugoslavia, Bulgaria, Albania y Grecia.
 
Después del asalto de la unión Soviética, se evacuó temporalmente una parte del campo de concentración para alojar a los prisioneros de guerra rusos. Sin embargo, los barracones desalojados para este fin permanecieron vacíos durante varios meses. Los prisioneros rusos que iban llegando eran fusilados inmediatamente por la SS en el campo de fusilamiento. Debido al forzado desarrollo de la industria bélica, resultó necesario recurrir a la capacidad de trabajo de los presos, por lo que se suspendieron los fusilamientos.
 
Muchos hombres y mujeres afiliados a los movimientos de resistencia clandestina en los territorios ocupados por los alemanes, de Francia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Dinamarca y Noruega, fueron detenidos y transportados a los campos de concentración diseminados por Alemania.


Después de la ocupación de Italia, Hungría y Rumania, los campos de concentración alemanes, como Dachau y sus dependencias exteriores, estuvieron ocupados por súbditos de todas las naciones europeas. En sus acciones contra las personas que no les eran gratas, las fuerzas SS no conocían nada que les hiciera retroceder. Así, muchos sacerdotes católicos y protestantes, que se habían opuesto al inhumano programa de eutanasia del gobierno nazi fueron detenidos e internados en el campo de concentración de Dachau.


Los presos estaban organizados por categorías, cada uno con un triángulo coloreado distintivo, así como por nacionalidad. De este modo, los presos políticos llevaron triángulos rojos, los testigos de Jehová triángulos púrpuras, los homosexuales triángulos rosas; los asociales triángulos negros y los criminales triángulos verdes. Los judíos llevaban triángulos amarillos, pero si eran también presos políticos, un triángulo rojo y el triángulo amarillo formaban una estrella de David. Una letra dentro del triángulo identificaba la nacionalidad del preso.


Orden del día en el campo de concentración de Dachau :

Diana en el verano entre las 3 y las 4 horas de la madrugada; a las 5,15 horas formación para efectuar el censo; de las 6 a las 12 horas trabajos; de las 12 a las 13 horas descanso (incluido el tiempo para ir y volver); de las 13 a las 18 horas trabajos (durante la guerra frecuentemente hasta las 19 horas); seguidamente nueva formación.
Diana en el invierno a las 5 horas; el comienzo y el fin del trabajo dependían de la hora del amanecer y del anochecer.

El trabajo :

Hasta 1938, casi todos los presos estaban dedicados a la construcción del campo, de los barracónes de la SS y de los cuarteles. A raíz de la guerra, empezó a aprovecharse la capacidad de trabajo de los presos para la industria bélica. Aparte de las factorías de la SS y de algunas fábricas de armamentos radicadas en el mismo campo de concentración, como BMW y Messerschmitt, los presos tuvieron que trabajar en las industrias de armamentos establecidas en casi toda Baviera. En total fueron montados 139 campos de concentración secundarios y puestos exteriores.
 
En comparación con el trabajo que se exigía de los presos, su alimentación fue completamente insuficiente, sobre todo después de haber comenzado la guerra. Debido al hambre muchos de los presos murieron o quedaron incapaces de trabajar, siendo llevados a Hartheim, cerca de Linz, para ser aniquilados en las cámaras de gases.

Uno de los momentos más duros del día llegaba a la hora de adecuar los barracones. Cada barracón se veía desproporcionadamente ocupado, varis veces por encima del número de inquilinos para el que había sido destinado. Las enfermedades y las condiciones insalubres eran imposibles de soportar. 
   

A la hora de hacer las camas, todas las camas de la fila y del barracón debían guardar las mismas proporciones, las mismas distancias, los mismos dobleces…hacer un camastro se volvía una tarea minuciosa ya que si variaba en un centímetro, el castigo estaba asegurado.

Es de imaginar la carga psicológica que con estas actitudes, los vigilantes acuciaban a los presos.

Las distintas formas de ejecución o aniquilamiento.

Otra forma de exterminio, fue la ejecución sistemática de lo que los nazis consideraban sin valor, como los enfermos e incapacitados para el trabajo. Sus antecedentes estaban en el decreto de eutanasia que en la práctica se había constituido en un asesinato masivo de enfermos mentales.

En 1941 comenzaron a salir de Dachau con dirección a Hartheim cerca de Linz donde eran ejecutados mediante gas tóxico. Así hallaron la muerte más de 3000 personas.

La GESTAPO tenía una sección especial del campo donde llevar sus arrestados con el fin de interrogarlos y mantener a los prisioneros hasta obtener alguna información que fuera de interés. También podían, además, ordenar ejecuciones si lo consideraban.
Los rusos recibieron también un trato especial. Hitler había dado órdenes de que fueron tratados al margen de las Leyes de Ginebra que amparaba a los prisioneros de guerra.

Los que eran identificados como dirigentes políticos debían ser fusilados de inmediato.
Los prisioneros rusos muertos en Alemania y los países ocupados durante la guerra ascendió a más de 3.000.000

   
En uno de los ángulos del campo está señalado el campo de tiro que las SS utilizaron para los fusilamientos masivos de prisioneros rusos. Se construyó también una cámara de gas, similar a las de Auschwitz, pero que nunca se utilizó. Sí los hornos crematorios, que se fueron incrementando hasta cuatro, dado que el primero fue rápidamente insuficiente.

Una visión espeluznante me ocurrió al estar parado frente a una barraca próxima al horno crematorio y observar una foto de los últimos días del campo, tomada desde mi misma posición y perspectiva, donde eran visibles una montaña de cadáveres a la espera de ser cremados

En 1942 se construyeron en Dachau el área del crematorio junto al campo principal. Incluía el viejo crematorio y el crematorio nuevo (barraca x) con una cámara de gas. No hay pruebas fidedignas de que la cámara de gas de la barraca x fuera utilizada para asesinar seres humanos. En su lugar, los prisioneros experimentaron la “selección”; aquellos que se consideraban demasiado enfermos o débiles para continuar trabajando se enviaban al centro de “eutanasia” de Hartheim situado cerca de Linz. Varios miles de prisioneros de Dachau fueron asesinados en Hartheim. Además, la SS utilizó el campo de tiro y las horcas del área de los crematorios como lugares de matanza de prisioneros.


Debido al elevado número de muertes, ya por ejecución, ya consecuencia de la epidemia de Tifus que se propagó por el campo, hubo que construir estas dependencias.

Anexo a los crematorios se encuentran la cámara de gas y las cámaras de desinfección. Si bien el campo se usó como lugar de reclutamiento, a partir de 1941 comenzó el exterminio en sus instalaciones. En cifras se dice que pasaron por allí más de 200.000 prisioneros y que 30.000 murieron asesinados, sin contar los que fallecieron por las malas condiciones en las que vivían.

El proceso que se seguía era el siguiente:

Les hacían desvestirse con la excusa de darles un baño. Sus ropas eran movidas a las cámaras de desinfección para poder ser reutilizadas por otros presos.

Ese supuesto baño incluso tenía un rótulo en el que ponía brausebad (en alemán, cuarto de duchas). Sin embargo, lo que salía por las alcachofas no era agua, sino gas venenoso.

Una vez que ya estaban muertos, se quemaban sus cuerpos en el crematorio.

LA LIBERACIÓN DE DACHAU

A medida que las fuerzas aliadas avanzaban hacia Alemania, los alemanes comenzaron a trasladar a más prisioneros desde los campos de concentración cercanos al frente para evitar la liberación de una gran cantidad de prisioneros. A Dachau llegaban constantemente medios de transporte desde los campos evacuados, lo que provocó un drástico deterioro de las condiciones. Después de varios días de viaje con poco o nada de alimento o agua, los prisioneros llegaban débiles y agotados, cerca de la muerte. Las epidemias de tifus se convirtieron en un problema serio debido al hacinamiento, a las pobres condiciones sanitarias y al débil estado de los prisioneros. 

El 26 de abril de 1945, a medida que las fuerzas americanas se acercaban, había 67.665 prisioneros registrados en Dachau y en sus subcampos. De éstos, 43.350 se catalogaron como prisioneros políticos, 22.100 como judíos y el resto se incluía en otras categorías. Al comienzo de ese mismo día, los alemanes llevaron a más de 7.000 prisioneros, sobre todo judíos, a una marcha de la muerte desde Dachau a Tegernsee, lejos al sur. Durante la marcha de la muerte, los alemanes fusilaban a cualquier persona que no pudiera continuar; muchos también morían de hambre, de frío o de agotamiento. El 29 de abril de 1945, las fuerzas americanas liberaron Dachau. A medida que se acercaban al campo, encontraron más de 30 vagones de tren llenos de cuerpos traídos a Dachau, todos en un avanzado estado de descomposición. A principios de mayo de 1945, las fuerzas americanas liberaron a los prisioneros que habían sido enviados a la marcha de la muerte. 

El número de prisioneros encarcelados en Dachau entre 1933 y 1945 superó los 188.000. El número de prisioneros que murieron en el campo y los subcampos entre enero de 1940 y mayo de 1945 fue de al menos 28.000 personas, a los cuales hay que añadir los que fallecieron allí entre 1933 y finales de 1939. Probablemente nunca se sabrá la cantidad total de víctimas que murieron en Dachau

LO QUE SUCEDIÓ EN ESTOS CAMPOS FUÉ REAL, HAN PASADO YA MUCHOS AÑOS Y CONVIENE NO OLVIDAR, PARA EVITAR QUE LLEGUE UN DÍA EN QUE ESTOS ACTOS SE REPITAN. COMO EL CAMPO DE CONCENTRACIÓN DE DACHAU EXISTEN OTROS LUGARES QUE NO HAN SIDO DESTRUIDOS, QUE NO SON MUSEOS NI ATRACCIONES TURÍSTICAS, PERO QUE CON SU EXISTENCIA RECUERDAN ETAPAS DOLOROSAS DE LA HISTORIA RECIENTE Y DEJAN PRUEBAS DE LA CAPACIDAD QUE TIENE EL SER HUMANO PARA CAUSAR MUERTE Y DOLOR. QUE ESTE POST SEA MI HOMENAJE Y RECUERDO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada