domingo, 4 de octubre de 2015

DESCUBRIENDO INDIA. CAPITULO 2. PREPARATIVOS



 

Un mes en un país como India, la primera vez que se dice suena idílico, suena a gran aventura. Una vez que te sientas tranquilo a valorar lo que vas a iniciar....te das cuenta de que la ha liao muy gorda el pollito. Agarras un papel y te pones a hacer una lista de cosas que debes tener en cuenta con mucha antelación y la lista es de las grandecitas.

Yo voy a limitarme a describir, qué es lo que hicimos, en qué acertamos, que lo que fallamos y qué volvería a tener en cuenta si me da (que es fácil) por repetir otra experiencia así.


   Lo más importante de todo es el billete. Sacar el billete con anterioridad supone poder ahorrarte hasta 400 euros. Si tienes flexibilidad de fechas y de localización, la cosa puede bajar de los 500 euros fácilmente.  En nuestro caso aunque las fechas podían bailar entre los meses de nuestro verano, el aeropuerto referencia era del Adolfo Suárez Madrid Barajas. Todavía considero que el precio no fue exagerado, 770 euros creo recordar con tasas incluidas (ida y vuelta se entiende, con escala en Dubai) El tiempo de vuelo es de unas 7 horas hasta Dubai y otras 3 de Dubai a Delhi, el resto del tiempo lo supone la escala allí, que puede ir entre 1.30h y 3 horas. Total, entre 12 y 15 horas. 



   Nuestra experiencia con la empresa Emirates ha sido excepcional. Totalmente recomendable volar con ellos. El trato al pasajero es inmejorable, el vuelo no se hace nada pesado con el ordenador individual para ver películas, jugar, escuchar música etc... cada dos por tres te agasajan con bebidas, comida, tentempies, helados...muy cómodo vamos.

Otra cosa a tener en cuenta ¿Cuándo volar? En nuestro caso, la cosa era sencilla, solo podíamos optar por los meses de Julio y Agosto aunque coincidía con la temporada de monzones allí (lo que supone mucha lluvia en algunas localizaciones) La temporada alta allí es nuestro Invierno, pero vamos, después de la experiencia yo optaría por estos meses, la lluvia se ha reducido a tres días en McLeod Ganj, siempre entre las 3 y las 7 de la tarde, dejándo el resto del día despejado. Las temperaturas salvo en Varanasi han sido agradables y llevaderas más sabiendo que en sus meses estivales el termómetro no baja de 40º con una humedad altísima. 


   Nuestro truco para evitar la lluvia y el mal tiempo todo lo posible fue jugar con las previsiones meteorológicas con  anterioridad e improvisar nuestro recorrido en función de los lugares con previsión soleada y despejada...y se nos dio bastante bien porque escapamos de unas buenas tormentas en Delhi que salieron en todos los periódicos. Por eso, recomiendo el móvil con conexión wiffi, todos los hostales por remotos que sean tienen ya wiffi al servicio del turista, es una ayuda increible y si vas a improvisar, totalmente indispensable.


   Indispensable (hasta cierto punto, el debate está abierto) es el tema de las vacunas. Lo ideal es acercarte al centro de vacunación más cercano e informarte de las vacunas recomendables (obligatorias ninguna). Pero aquí viene lo curioso, mientras que en Madrid te recomiendan Encefalitis japonesa, Tétanos, Cólera, en Granada en cambio optan por Hepatitis A, Cólera y Fiebres tifoideas.... No se entiende, debería haber un consenso ¿no?

Las vacunas las compras por tu cuenta, algunas son de administración oral, otras inyectadas. la broma te puede llegar a suponer otros 80 euros... y cuando vas a ponértelas te dice la practicante que ella ha viajado por la India sin vacunar porque no cree en los riesgos reales.


   ¿Y la Malaria? Aquí viene uno de los debates más intensos del viaje. El tratamiento contra la Malaria es a base de pastillas (Malarone), cierto es que no valen muy caras (2 euros la caja con receta) pero el número de pastillas que debes tomarte es cojonero y los efectos secundarios que reflejan acojonan. debes tomarte una antes de ir, una más cada día allí y otra  más durante la semana posterior a la llegada. A nosotros se nos iba la cosa a 40 pastillas. La realidad es que la zona visitada (el norte de la India) no presenta riesgo elevado, que además el mosquito que te pique debe ser hembra y portar el patógeno en cuestión... vamos que traerte la malaria de allí, sin meterte en zonas de selva ya era raro...sumado que no teníamos ninguno 3 cajas de Malarone... y que ningún otro turista con el que hablábamos las estaba tomando...las pastillas se quedaron en la caja.  



   Aparte, para evitar los molestos mosquitos (más en temporada de lluvias) es recomendable el uso de ropa larga de algodón, Relec extraforte y llevar mosquiteras. La verdad es que a pesar de todo los mosquitos acaban picándote quieras o no. la mosquitera es un engorro y solo la use dos noches en Jodhpur, perfectamente puedes combatir los mosquitos poniendo el ventilador de la habitación a tope, dormirás más fresquito y allí no hay cojones a que vuele ningún bicho. Vamos, que si vas justo de espacio en el equipaje, la mosquitera es prescindible.


   Obligado (esta vez gracias a todo innecesario pero obligatorio hacerlo) el seguro de viaje. Cualquier imprevisto de salud, cualquier tontería que haga que acabes en un hospital puede suponerte una increíble cantidad de dinero que deberás abonar en ese mismo momento. Un seguro de viaje para un mes a este país ronda los 80-100 euros con una aseguradora online de esas que no conoce nadie, algo más caro si te vas a las más conocidas. No es dinero para todo lo que te cubre, principalmente atención sanitaria, medicamentos, gastos de hospitalización, de repatriación, pérdidas de documentación, actividades multiaventura... además es un trámite que se hace enseguida, bicheas un poco las opciones y se hace en el momento sin papeleos ni colas.


   Los aseos indios no tienen papel, allí la higiene va por otros derroteros. para los occidentales ese choque de cultura es menos llevadero que la comida jajaja. No es indispensable llevar papel desde aquí, todo está globalizado y lo venden por las calles y en las tiendas. (A pesar de que todo es más barato, me he fijado que este tipo de artículos y los de cosmética y aseo, allí son más caros comparados con España. Un rollo de papel puede suponer 50ctmos y un desodorante hasta 3 euros. Una opción bastante cómoda es llevar toallitas húmedas, se llevan muy cómodamente y te sacan de muchos apuros.

Vamos al tema del botiquín. Mi hermana se emperró en hacerme parecer una farmacia andante, prácticamente llevábamos de todo y en grandes cantidades....hasta pastillas potabilizadoras en plan el último superviviente. Cierto es que no hemos pasado por nada serio pero me quedo con un kit indispensable de: Ibuprofeno y paracetamol, una pomada de corticoides (esta me sacó de una buena el último día) un boli de afterbite para aliviar las picaduras, ebastel o un antihistamínico, pastillas contra la diarrea (El Fortasec es mano de santo y le vas a dar uso sí o sí) desinfectante de manos, pomada tipo Voltarén, Reflex y luego lo típico tiritas, gasas, suero oral, tijeras y yodo por si las heridas... Luego ya cada cual sus cosillas individuales pero más o menos con eso tiras sin meterte en ningún lio serio.



   La Lonely Planet...¿cómo una guía sin un solo dibujo puede llegar a ser tan útil?  Es cierto que a veces se columpia y depende de la edición los precios suelen bailar un poquito, casi siempre un poco más caro de lo que marca, cierto que es un mazacote enorme que estorba en la mochila....pero toda la información que te da, los datos, los consejos, los horarios, los precios....es una ayuda indispensable para el resto de mis viajes.

Otras cosillas básicas de las que me alegro haber contado: La funda impermeable de la mochila, el cojín hinchable, un juego de sábanas (estos llevaban y la verdad que te da una higiene en ciertos hostales que no es ninguna broma) candado, incluso una cadenilla no viene mal para los trenes nocturno, navaja no viene mal aunque es obvio y un diario de viaje, a veces las horas en buses y trenes se hacen insoportables y leer algo o escribir viene muy bien.

   En otros viajes hemos llevado siempre botellitas de aceite de esas minis, latas de paté y unos bricks de embutido....pues tampoco es ninguna tontería porque allí carne se come poquísima y supermercados de alimentación no vas a encontrar. Todo lo que se compra se compra en los mercados de la calle y a veces solo asusta de verlo expuesto entre moscas. Puede que, como nos pasó a nosotros, compres un paquete de pan de molde y te toque comértelo solo porque no encuentras nada para meterle dentro. 


   A grandes rasgos solo me queda recordar lo importante de escanear documentos importantes y enviártelos al correo por si acaso. Intentar llevar una tarjeta de crédito que no suponga costes extras a la hora de sacar en los cajeros allí (a nosotros parece ser que la EVO nos funcionó bastante bien y por cajeros que no sea, aparecen en todos los lugares) Todo lo demás se resuelve con dinero suelto, llevar una módica cantidad para empezar de primeras (aléjate del aeropuerto para el cambio pues allí te crujen con las comisiones) tampoco mucho, porque allí los billetes son de pequeño valor, cambias 100 euros y te juntas con 7000 rupias, que vienen a ser un montón de billetes todos juntos, un gran fajo muy poco manejable y que da miedo llevar encima. Inmediatamente, cambiar a billetes chicos (los de 1000  dan problemas con el cambio en muchos sitios) lo mejor son los de 100 y distribuirlos por varios sitios para no llevarlos todos juntos.



   Y ya está, ya está liada. Agarra un mapa, comienza a leer y vete trazando una idea de lo que quieres visitar dependiendo del tiempo que tienes. La India es enorme, las conexiones no son fáciles sobre todo en zonas de montaña, no te flipes con visitar miles de lugares alejados en el mapa porque allí todo funciona a otro ritmo. ¿Reservo todo el viaje? Para nada, lo importante ya lo tienes, billete de ida y vuelta, reserva hostel en Delhi y ponte en contacto con ellos para que te vayan a buscar al aeropuerto (esto te quita del primer timo gordo que puedes sufrir nada más llegar) a partir de ahí, en temporada baja puedes llevarlo todo perfecto con uno o dos días de margen para reservar los trenes. En temporada alta es conveniente mirar muy bien las aplicaciones para reservar trenes porque es obligatorio contar con varios días de margen o te puedes encontrar perdido sin opciones de conectar ciudades o hacerlo a un alto coste.


   En el próximo capítulo ya miramos el tema del equipaje, creo que bastante presión es ya tener en cuenta todo esto antes siquiera de haber puesto el pie en el aeropuerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada