lunes, 29 de octubre de 2012

AMSTERDAM STRETT ART


 Amsterdam rebosa de arte callejero por los cuatro costados, es una auténtico museo al aire libre.…Graffitis, dibujos, collages, murales, esculturas, pegatinas..de todo de todo, tanto que te acabas de volver loco porque no sabes por donde te puede aparecer…

Sé que en tres días no he sido capaz de encontrar ni la décima parte, de esto me di cuenta cuando en una tiendecilla de recuerdos le di un vistazo a un calendario con graffitis del cual solo había visto unooooo…y no solo eso, sino que me había dejado pasar uno genialísimo de Ana Frank con una palestina al cuello…me sentí deprimido y con ganas de volver.











El primer tipo de arte es el clásico graffiti, vamos, el clásico no, pasando de las firmas o tags, los borrones monocromáticos y los trazos sin trabajo previo. Graffitis currados que cubren todas las superficies imaginables, lo fácil y sin mérito casi sería pensar en atacar la fachada de un edificio cuando te cruzas con el dibujo del graffiti en el submarino de la II Guerra Mundial que hay en el NDSM.


Desde Plaza Dam callejeamos una mijilla y entramos en Spuistratt, una calle que impresiona, no solo por los murales, los dibujos, sino porque hay dos fachadas completamente cubiertas por un gran dibujo. Concretamente estos dos edificios son dos viviendas okupas (la ocupación fue legal hasta 2010 en Amsterdam, y al prohibirse, permitieron la cesión de estos dos edificios a colectivos de artistas que por poquito dinero disponen de un estudio, durante un tiempo y a cambio de exponer sus obras de manera gratuita. Cosa que a mi me parece estupenda y necesaria) Merece mucho la pena buscar la calle, hasta encontramos una pintada a favor de la causa de los mineros asturianos, curioso.




Hace unos meses intenté ver en versión original (porque no he encontrado versión al castellano) el documental sobre Banksy "Exit Through The Gift Shop". Una parte del documental trata sobre la aparición en muchas ciudades de pequeños mosaicos que representan los “space invaders” los famosos marcianitos del videojuego. El autor es un artista francés (Invader) En 1999 esta personaje anónimo comienza a invadir con sus mosaicos las calles de París y ahora son ya 43 las ciudades invadidas en los cinco continentes. En Spuistraatt descubrí una de estas figuras, cosa que me hizo una ilusión muy tonta. Es tal el movimiento de Invader que ha creado hasta una página web (http://www.space-invaders.com/) y un localizador de los lugares invadidos para poder realizar un seguimiento de su movimiento. Concretamente en España solo los podemos encontrar en Bilbao y Barcelona.



En el documental habla también de otra forma de arte urbano rapidísimo, los estarcidos o esténcil. Se dibuja la imagen sobre un cartón, se recortan los espacios libres y se coloca sobre la pared aplicando después un spray, en escasos segundos tenemos nuestro dibujo impreso. Los artistas más famosos que usan esta técnica son los archiconocidos  Banksy (ains como te adoro tronco) o Blek le Rat…pero es una técnica que por su simplicidad y posibilidades surge en muchísimos rincones fruto del trabajo de infinitos artistas desconocidos. He de reconocer que la imagen de Ana Frank no la encontré, pero no me iba a dejar pasar de ponerla, porque es tremenda, no se si obra de Banksy real o no, pero tremenda al fin y al cabo.

Cambiamos de tercio, nos olvidamos del spray y pasamos a soportes más originales. Arte urbano en azulejos. En muchísimos rincones podemos encontrar dibujos en azulejos, en esquinas, rincones, fachadas, callejuelas, en los rincones más insospechados. Esta forma de arte de quita y pon para muchas personas será vista como una forma de ensuciar la calle, para mí personalmente es una forma de arte y de convertir las calles en un museo gratuito al alcance de todos.

Otra forma de arte muy curiosa y rápida de plasmar, los stickers o pegatinas. Está la clásica pegatina de pequeño tamaño, que en Amsterdam se ven a patadas por todos los rincones farolas y mobiliario urbano, y está su evolución artística, grandes plantillas de papel con el dibujo ya realizado, que se fijan a la pared con cola y se rocían en ocasiones de laca para favorecer su conservación. Rizando el rizo a esta técnica está un artista holandés, Max Zorn que crea sus obras con cinta adhesiva marrón sobre plexiglass y las coloca sobre las luces de las farolas de su ciudad para darles un efecto tremendo. Colocando capas y capas de cinta forma imágenes inspiradas en el cine o en el arte y convierte las calles de Amsterdam en una improvisada galería nocturna.



Otra cosilla curiosa, figuras sobre poliespan, dibujos sobre vinilos, muñecos hechos con cuentas de plástico engarzadas, parece que los materiales que son usados son inacabables. Me gustaría contar alguna cosilla más de estos tipos pero es que no veo nada relacionado en la red.







Paseando por el muelle, cerca de la iglesia de San Nicolas y dirección a Central stattion, encontramos este sofá realizado con teselas, una autentica obra de arte estilo gaudi.


Finalmente mencionar rápidamente la variedad de artistas callejeros que tocan algún instrumento, cantan, esculturas inmóviles etc… que se reparten por Damplein, Spuisplein o una plaza al final de Leindsplein, donde me quedé alucinado viendo a un pavo dar toques a un balón de futbol, como el decía “mejor que Messi mejor que Ronaldo” y algo de verdad sería porque el tío se estaba subiendo por una farola sin perder el control de la bola…y que se subió el cabrón al final, dándole toques al balón.

Anonadado me he quedado con semejante despliegue de medios artísticos. Como me he quedado con ganas de más, ¿por qué no en un futuro disfrutar de la capital europea del arte callejero? Berlín. Tiempo al tiempo
































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada