sábado, 12 de febrero de 2011

RUTA DE LAS LADERAS (CAZALLA DE LA SIERRA)

Veía yo que me iba de Cazalla y con ganitas me quedaba de hacer esta pateada, de la que me había hablado Susana, mi compañera de Matemáticas y los perroflautas de mis compañeros me dieron el gustazo de patearla una tarde. El paseo circular tiene unos 9kms, prácticamente llanos, con dos desniveles cortitos pero más inclinados que la gráfica de la crisis en este santo y bendito país.
Comenzamos en la Fuente del Chorrito, el camino está perfectamente indicado y transitable, y nos ofrece un amplio abanico de tipos de vegetación y paisajes: Zonas de cortijos y prados, vegetación de ribera (¿rivera o ribera? yo solo hago que leer rivera con v y estoy harto de que pasen por mis manos botellas con denominación de origen de Ribera del Duero...algún entendido que se tire el pingüi y me aclare) alcornoque, quejigos, romeros, mejoranas, cultivos, mu completito el paseo.



Atravesamos las zonas de cortijos y dehesas hasta el cerro Cabeza Gorda (Por alusiones: Salva llama) donde comenzamos a descender hasta caer a la granja de porcino que aparece ya cercana a la vera del rio Huéznar. Desde lo alto la vista es chula, es buen sitio para pararse a echar un trago y curiosear las formaciones rocosas que aparecen señaladas en ese punto del camino. La bajada es delicada porque hay mucha arenilla y te patina fácil el benji y puedes dar culo en tierra.




La formación en cuestión se trata de Capas de Campoallá, formadas por la diferente resistencia a la erosión, de este modo las pizarras aparecen muy erosionadas respecto a la roca carbonatada...dando la apariencia de estratos perfectamente alineados, por buscarle una similitud...como un acordeón...muy curioso.




 
Ya en el valle, avanzamos toda la ribera o rivera del Huéznar, dejamos el cruce a Constantina a la derecha, pasamos por debajo del puente de la vía del tren y recuperamos el desnivel que descendimos, la subida es cortita (apenas 1.5 km) pero puede dejar secuelas (dan fe las niñas las niñas al día siguiente, que andaban con unas agujetas las pobres...que salieron a pasear por una senda con florecillas, mariposillas y horizontalidad plena y acabaron haciendo senderismo xtreme)




La última parte discurre por el camino antíguo de la estación, se hace agradable si no se ha caido la noche y se ve poco más que en el paritorio de una topera.


Ruta sencillita, agradable y de las que se ensucian poco las botas, cosa que se agradece en casa después, que te tiras recogiendo barro media semana (y con el que te puedes hacer una pelotita muy agradable al tacto para manosear las tardes de tedio)

vegetación endémica andaluza


 GRACIAS SEÑORES, SEÑORITAS, PERROFLAUTAS Y MARICONSON¡¡¡






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada