viernes, 11 de mayo de 2012


RUTA POR LOS PUEBLOS DEL BARRANCO DE POQUEIRA

Esta ruta circular de aproximádamente 8 kms discurre por las faldas del barranco de Poqueira, al pie de Sierra Nevada y con el pico Mulhacén, cubierto de nieve, al fondo. 

Parte la ruta desde el pueblecillo de Pampaneira, que es el que se encuentra a menor altitud, el primero que nos vamos a encontrar en nuestro camino. Para llegar hasta esta población, abandonamos la autovía en Lanjarón, pasamos a ver a Rafa y a Jessica, nos echamos un sorbo de agua en una de sus muchisimas fuentes y tiramos por una carreterilla de mil demonios y ochocientos millones de curvas hasta Órgiva y 10 kms más arriba, seguramente mareados, desmayados o pidiendo clemencia y una muerte digna...Pampaneira.



  
Pampaneira es una población curiosa, casas blancas todas amontonadas, mucho turismo y mucha tiendecilla de productos típicos, siento las comparaciones, pero me da la sensación de que es La Alberca alpujarreña. Debemos de subir a lo alto del pueblo para coger un sendero señalizado que en 15 minutos nos lleva hasta el barrio bajo de Bubión.


 Bubión ya es más pueblo pueblo, tanto que yo a esas horas no me cruzo a nadie por la calle. Tiene una tetería en la carretera que es un auténtico remanso de paz, muy agradable, aunque las vistas tampoco es que sean muy espectaculares. Cruzamos Bubión bordeando su pequeña iglesia y volvemos a enlazar un nuevo sendero (hablo de senderos, pero no dejan de ser caminos de cabras, no más anchos ni menos adecentados)


En unos 2 kms entre huertas y cultivos nos metemos en Capileira, el pueblo que se encuentra más arriba de los tres. Nuevamente un pueblo pueblo, muy elegante eso si. Hay un sendero que señaliza hasta el puente Chiscar, a pesar de que aparece indicado que no es transitable, nada más lejos de la verdad, además nos baja hasta el río y una cascada muy aparente, no una gran cascada tipo Triberg o Todtnau pero un pequeño salto de agua.


 Cruzando el puente ya estamos de regreso, podemos admirar los tres pueblecillos agarrados a la falda de la montaña, casi en el aire, al fondo los grandes picos de Sierra Nevada. Atravesamos un pequeño bosquete de robles y cerca ya de Pampaneira, llegamos a las ruinas del antiguo molino, cruzamos de nuevo el río y ya podemos y terminar el paseo, que aproximádamente no nos habrá llevado más de 4 horas.

Podemos finalizar nuestra visita dando cuenta de un buen plato alpujarreño y como curiosidad, hay una pequeña fábrica de chocolate en Pampaneira, a la entrada de la calle principal, con muchos sabores distintos y muchos platitos con pequeños fragmentos para probar....vamos lo que más...en modo museo del choclate belga en Brujas, te puedes poner hasta las patas¡¡¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada