domingo, 28 de noviembre de 2010

ARJONILLA, CUNA DEL TROVADOR MACIAS

La excursión que propongo hoy puede resultar engañosa...Arjonilla, Arjonilla, por este nombre quién va a visitar Arjonilla....si suena a chico y está metida entre olivos? Pues tiene todavía cosas pa entretener perfectamente un día y muy agusto la verdad. Eso sí, hay días y días para visitarla y el que escogimos nosotros no era precisamente el mejor, se pasó jarreando desde las 10 de la mañana a las 19.00 de la tarde...vamos que yo llegué a casa que olía a perrete mojao, cosa mala.


Arjonilla es un pequeño municipio (4000 habitantes apróx) cercano a Andujar y a Arjona, escondido entre olivares enormes. Son típicas sus fábricas de cerámicas y sobre todo es famosa la leyenda del Trovador Macias...que luego relataré.

La primera parada es la casa de cultura, como somos así de chulos tenemos hasta guía, que ayuda a enterarse mejor de las cosas. Dentro de la Casa de Cultura hay una sala, el museo de usos y costumbres populares....vamos, un batiburrillo de cosas de desván, pero a lo bestia...paredes llenas de herramientas, aperos, utensilios etc etc...me pareció muy muy curioso. 










De la Casa de Cultura, donde aparte me llamó la atención un cuadro de un artista local, un tal Ruz o algo asi, y la sala  museo de Antonio de Jaén, un polifacético artista local que entre otras cosas compuso una canción sesentera de los Diablos, muy famosa, me la cantaron, la conocía pero ahora mismo no caigo. Bueno pues de aquí vamos al Castillo de Macías el enamorado, donde nos contaron la historia del trovador Macias que tubo un affaire amoroso con una dama noble de Porcuna y que acabó apresado y asesinado por su atrevimiento... cuento popular o mito curioso.



Del Castillo, pasando por la iglesia, a otra de las visitas más interesantes, un refugio de la Guerra Civil para evitar los bombardeos de la avición nacional. Arjonilla fué durante prácticamente toda la guerra republicana, en estos túneles se refugiaban cuando las campanas avisaban de los ataques aéreos. El refugio está excavado a 6 metros bajo tierra, y tiene una longitud de 170 metros....es una pasada, pero no llegas a sentir lo que se sentía ahí abajo con las bombas, los ruidos de los motores de los aviones etc...y te puedes llegar a hacer una idea con los dos videos que completan la visita. 



Finalmente acabamos la mañana visitando una fábrica de cerámica, y te das cuenta de que todos esos recuerdos de cerámica que compras en Torremolinos, Santiago de Compostela, Marruecos o Menorca...tienen su orígen en fábricas como esta, que hacen los encargos a nivel internacional. Muy curioso ver como se pintan a mano cada pieza, mientras que en los chinos salen como churros.

Para comer y descansar un poquillo, Mesón el Aliño, a la entrada del pueblo, la verdad que por 20 euros comes elegantemente, aunque vamos nosotros ibamos con enchufe familiar asique algo más caro, pero bien bien. 

Después de la comida, acabamos el día visitando a un artesano local, un alfarero llamado Manuel Bejarano, que se dedica a hacer representaciones de urnas, vasijas etc... de la antigua Grecia, todo a mano y con una técnica curiosa, pues decanta la arcilla hasta obtener un coloide que utiliza como pintura, pintando los dibujos...y que al cocerlos, la diferencia de poro y grano, permite que los dibujos queden negros y el restod e arcilla blanco...quedan unas vasijas que son una pasada¡¡¡¡



Pues eso, un día agradable a pesar de la lluvia y cosas interesantes y novedosas, la cosa es seguir conociendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada